domingo, 30 de noviembre de 2008

EL ALUMNADO ESCRIBE MICRORRELATOS DE TERROR

LA CHOZA
Era una noche muy oscura y nublada de luna llena. Estaban tres hermanas caminando por la calle cuando, de repente, empezó a llover y apareció una niebla cubriéndolo todo. Estaban caminando y se perdieron. Aparecieron en un descampado donde había una choza, la cual estaba abandonada y se refugiaron dentro. Entraron y al fondo en una esquina había una mecedora que se estaba moviendo, se acercaron y vieron el reflejo de una anciana. Asustadas salieron de allí.
Se dieron cuenta de que había dejado de llover, la luna llena había vuelto a salir y la niebla había desaparecido.
Volvieron a su casa y se lo contaron a su madre. Ella les dijo: Hace tiempo en esa choza vivía una anciana a la que le dio un infarto y se murió. La noche en que murió había luna llena, por eso dicen que aparece las noches de luna llena.
Aída Zamorano 2ºB

AMOR MALIGNO
Era un hombre que tenía la madre enferma, un día salió a comprarle medicamentos porque se encontraba muy enferma.
Ya de regreso de la farmacia se encontró con unos amigos y fue invitado por estos a una fiesta familiar donde asistió sin problemas. Allí conoció a una mujer desconocida por todos pero muy guapa con quien pasó toda la noche bailando. Pasadas unas horas le informaron de que su madre había muerto, a lo cual el hombre respondió:
-¡Tranquilos, habrá tiempo para llorar! Y siguió bailando.
Ya al amanecer el hombre le pide que lo acompañe hasta su casa ofreciéndole un amor inigualable, a lo que ella respondió:
-¡No hay cosa más grande que el amor a una madre! Y se esfumó ante sus ojos. Sorprendido el hombre reaccionó ante la locura que había cometido dándole más preferencia a la diversión que a la salud de su madre.
Por esa actitud, el castigo divino le condenó a llevar luto eterno y a llorar por el resto de sus días, convirtiéndolo en un pájara negro de mal augurio.

Elías Cristaldo 2ºC

No hay comentarios: