lunes, 30 de noviembre de 2009

Microrrelato de terror 3

El desván

Me quede huérfana cuando solo tenía seis años. Después una familia con dinero me adoptó.
Una noche en mi nueva habitación empecé a escuchar los susurros de una niña que venían del desván. A la mañana siguiente le pregunté a mamá sobre aquella niña, me dijo que no siguiera hablándole de eso, porque le dolía mucho.
Por la noche volví a escucharla. Medí cuenta de que los susurros venían del desván. Subí allí, había un gran espejo, me acerqué y vi el reflejo de la niña. Me preguntó que si quería ser su hermana. También me dijo que mama no me quería y que para que fuéramos hermanas tenía que matarla.
Enseguida me dirigí a la cocina, después al cuarto de mamá, estaba dormida, me acerqué, no quería hacerlo, pero ya era demasiado tarde.
Subí al desván, miré el espejo pero allí no estaba ella, sino mamá. Me preguntó por qué lo había hecho, le dije que yo no había sido que ella me
había empujado, pero ahora ella tenía el cuchillo.

Aída Zamorano 3ºB

No hay comentarios: